Para disfrutar más de Babypants, por favor, loguéate.

Consejos para padres

Dejar el pañal es un paso muy importante en el desarrollo de tu bebé, BabyPants® te acompaña durante este proceso con los mejores consejos para que juntos disfruten cuando llegue el momento de ser un niño grande.

HERMANOS

¡Un nuevo hermanito en la familia!

La noticia de un nuevo bebé en la familia es motivo de alegría para todos en casa, sin embargo, es normal que en tu pequeñito se asomen los celos. Aprende como revertirlos a un feliz recibimiento.

Esto es normal, sin embargo, no significa que no puedas apaciguarlos y convertir ese sentimiento hostil en un feliz recibimiento.

-Entendimiento. Lo primero es comprender que los celos son un sentimiento universal, es lógico que tu pequeñita tenga miedo de perder el amor y la atención que quizá, hasta ahora, habían sido todos para él o ella; más aún si papá, mamá o quizá abuelos, tíos y el resto de la familia” han estados concentrados en esta novedad, hay cambios y obviamente, lo nota… ¡y no le gusta!

-Actuar pronto. Es importante que sepas que si en esta etapa no te empiezas a ocupar del tema, cuando nazca el nuevo bebé, los celos se agudizarán. Ha pasado poco tiempo de que tu hija superó la fase del apego, que suele durar hasta los 24 meses y todavía es sensible a la separación y falta de atención.

-No premies sus berrinches. Es probable que empiece a portarse mal, en estos casos es mejor ignorarlo, ya que la atención, aunque sea con enfada es justo lo que está buscando, si lo logra, aprenderá que su comportamiento es efectivo.

-Involúcralo. Habrá cambios, eso es inevitable, pero puedes hacer que tu pequeñito vea esos cambios positivos. ¿Vas a tomarte fotos del progreso de tu embarazo? Inclúyelo en las tomas. Si vas a comprar cosas para tu bebé, pídele que te ayude a elegir y no olvides premiar su buen comportamiento.

-Tiempo en exclusiva. Dedícale momentos en los que toda tu atención se vuelque en él o ella, sin meter el tema del hermanita, que vea que es cierto que ni mamá ni papá lo querrán menos. Así habrá congruencia en lo que dices y haces.

-Un hermanita de verdad. Para un pequeñito de 2 o 3 años es un poco difícil entender algo que no es tangible; cuéntale que el bebé está en tu vientre, pueden hablarle juntos o ponerle su canción favorita. Una buena idea es contarle una historia donde él o ella sea el protagonista junto a su nuevo hermanita, haz que piense en todas las cosas buenas que vendrán. ¿Ya dibuja tu hija? Dale papel y crayones y pídele que imagine al nuevo bebé y lo dibuje. Con esto empezarás a crear lazos de amor entre hermanos. ¡Tu pequeña no podrá esperar a que llegue su hermanita!

 

Notas relacionadas