Para disfrutar más de Babypants, por favor, loguéate.

Consejos para padres

Dejar el pañal es un paso muy importante en el desarrollo de tu bebé, BabyPants® te acompaña durante este proceso con los mejores consejos para que juntos disfruten cuando llegue el momento de ser un niño grande.

PSICOLOGÍA

¿Tu hijo usa el baño en casa y no en la escuela?

A los 3 días de entrar a la escuela, la maestra me citó. Me dijo que Valerio tenía muchos accidentes y que así no me lo podían aceptar. Por suerte intervine oportunamente.

Acostúmbralo a usar nuevos baños Como Valerio solamente usaba su sillita en la casa, se sentía intimidado usando un baño de verdad y me decía “no es mi bañito mami”. Le expliqué que cualquier baño sirve para echar la pipí y la popó.

Visita el baño de la escuela Valerio estaba acostumbrado a hacer en nica en la casa, pero en su kínder tienen tacitas pequeñas. Aunque eran de su tamaño, no le gustaba ensuciar el agua y además el baño de las maestras está al lado y tienen un secador de manos que lo asustaba mucho. Me senté con él y le conté una historia de que yendo al bañito ayudaba a la popó a llegar con su familia (lo sé, me pasé jaja) y también lo llevé a ver el secador de manos de las misses para que sintiera que solo es aire. 

Acompáñalo antes de clases Si te dejan las maestras, llévalo al baño de la escuela antes de que entre al salón. Yo primero intenté esperando a Valerio afuera pero quiso que entrara con él. Me pareció bien para ayudarlo a acostumbrarse al espacio poco a poco, y así fue. ¡A la semana empezó a entrar solo al baño!

Anticípale lo que va a suceder Los primeros días antes de llegar a la escuela le recordaba que lo primero que haríamos era nuestra visita al excusado. Además le expliqué desde el principio que las maestras no ayudan a los niños a vestirse ni a limpiarse, y practiqué con él en casa para que pudiera hacerlo bien.

Habla con la maestra Compartirle a la miss de mi hijo los miedos que tenía y la manera en la que usaba la nica en casa sirvió mucho para que juntas diseñáramos estrategias para que la transición a otro baño fuera más sencilla. 

Nayeli, mamá de Valerio

 

Notas relacionadas