Para disfrutar más de Babypants, por favor, loguéate.

Consejos para padres

Dejar el pañal es un paso muy importante en el desarrollo de tu bebé, BabyPants® te acompaña durante este proceso con los mejores consejos para que juntos disfruten cuando llegue el momento de ser un niño grande.

SALUD

¿Sentarse de ranita es malo?

Cuando Francisco cumplió 3 años, lo llevé al ortopedista a revisión. No esperaba que le diagnosticaran nada en especial, simplemente lo hice porque una amiga me dijo que era recomendable llevar a los niños una revisión de rutina para ver cómo se estaban desarrollando. Salimos de ahí con un diagnóstico de displasia de cadera. 

El doctor llegó a esta conclusión luego de ver cómo se sentaba mi hijo en el piso de su consultorio: de rodillas sacando los pies hacia los lados en lugar de hincarse sobre ellos, de manera que sus pompitas quedan sobre el piso. Por arriba se ve como si fuera una W. Lo primero que hizo entonces fue revisar su cadera. Me explicó que es común que los niños se sienten así porque cuando nacen tienen los huesos de las piernas rotados hacia adentro. Esta rotación se corrige sola en la mayoría de los pequeños cuando crecen. 

Sentarse así pone mucha tensión en las articulaciones entre el fémur y la pelvis, y puede ser un síntoma de displasia de cadera o hipotonía (bajo tono muscular). Además, se dice que puede provocar: 

     1. Falta de fuerza en el tronco: esta postura ayuda a que el cuerpo se mantenga recto sin hacer mucho esfuerzo, de manera que el abdomen y la espalda no se fortalecen como cuando un niño se sienta sin soporte. 

     2. Poca rotación del tórax: a los niños les cuesta trabajo girarse para agarrar algo alrededor de ellos, entonces fuerzan las rodillas. 

     3. Bajo desarrollo de preferencia de mano: La estabilidad del tronco en esta posición hace que los niños puedan usar cualquiera de sus manos para hacer actividades. Esto evita que desarrollen más una mano que la otra, habilidad importante para cuando empiezan a escribir. 

Si tu pequeño tiene este hábito, intenta explicarle que es mejor variar su manera de sentarse. Proponle otras posiciones como con las piernas cruzadas o del lado. El ortopedista me recomendó que animara a mi hijo a usar una silla con una mesa bajita de manera que no se sentara tanto en el suelo o la cama. Aunque no está comprobado que sentarse de ranita provoque displasia de cadera, sí puede ser un síntoma de la misma y es mejor descartarla. 

Cynthia, mamá de Fran

Notas relacionadas