Para disfrutar más de Babypants, por favor, loguéate.

Consejos para padres

Dejar el pañal es un paso muy importante en el desarrollo de tu bebé, BabyPants® te acompaña durante este proceso con los mejores consejos para que juntos disfruten cuando llegue el momento de ser un niño grande.

DEJAR EL PAÑAL

Poner límites para dejar el pañal

¿Por qué la edad ideal para que un niño deje el pañal coincide con la etapa de mayor rebeldía en los niños? Lo sé, es una broma cruel pero así sucede. Como mamá, viví esa experiencia y te cuento lo que me funcionó.

No preguntes, pon reglas Cuando preguntaba con mi voz más dulce “Lore ¿quieres ir al baño?”, los oídos de mi hija dejaban de funcionar por arte de magia y jugaba apacible con sus muñecas. Pero mi paciencia de Blanca Nieves se fue acabando poco a poco y empecé a llevarla por la fuerza, lo cual resultó horrible. Ella lloraba, yo luchaba y al final seguía habiendo accidentes. Entonces decidí poner una regla: ir al baño después de cada comida y antes de dormir. 

No des muchas opciones, di lo que esperas “¿Vamos ahorita o al ratito? ¿quieres usar la nica o ir al baño? ¿vas a usar pañal entrenador o te pongo calzón?”. ¡Solo me faltaba preguntarle ¿soy tu mamá? La verdad es que los niños de entre 3 y 4 años no están capacitados para tomar tantas decisiones y lo único que lograrás es desesperarlo y hacerlo una tirano. Así que es mejor decir qué es lo que se va a hacer y san se acabó.

No grites, baja la voz Por supuesto que no me gusta gritarle a Lorenza, pero durante el entrenamiento llegó un punto en que colmó mi paciencia y comenzó a brotar mi bruja interior. Hasta que…su maestra de primaria me dio este tip: “cuando todos gritan en el salón, empiezo a hablar muy bajito, para que afinen sus oídos”. Me ha funcionado perfecto, y no quedo como la mamá histérica ni pierdo la calma.

No dudes, te huelen ¿Has escuchado que los perritos te huelen cuando les tienes miedo? ¡Pues los toddlers también! Están midiendo los límites y su comportamiento cambia de acuerdo a qué tantas consecuencias tienen sus conductas. No digo que tengas que ser todo el tiempo una tirana, pero cuando tu hijo hace algo sabiendo que está mal, ponle una consecuencia. Sin enojarte, sin perder los estribos, explícale que él o ella se lo buscó, y que lo sientes mucho, pero rompió las reglas. Te aseguro que aprenderá la lección.

Clara, mamá de Lorenza

Notas relacionadas