Para disfrutar más de Babypants, por favor, loguéate.

Consejos para padres

Dejar el pañal es un paso muy importante en el desarrollo de tu bebé, BabyPants® te acompaña durante este proceso con los mejores consejos para que juntos disfruten cuando llegue el momento de ser un niño grande.

SALUD

Las fases de crecimiento acelerado o "estirones"

¿Te acuerdas cuando tu niño era bebé y jurabas que sus piernas crecían de la noche a la mañana mientras dormía?

Lo más seguro es que estuviera pasando por un periodo de crecimiento acelerado, durante el cual ocurre un rápido aumento en la estatura y peso del niño en poco tiempo.

Ese tipo de crecimiento es muy notable durante el primer año de vida del niño y en la pubertad. Pero estos “estirones” también se presentan en otras etapas, aunque de una forma menos obvia. Los niños de 2 a 4 años de edad, crecen de 5 a 7 cm de estatura y aumentan hasta 1 kg de peso cada año.

El crecimiento de los niños raramente se da de forma continua. Por el contrario, tiende a ocurrir en fases o “estirones”. Algunos de los signos que te indicarán que tu niño está pasando por una fase de crecimiento son:

• Tiene más hambre de lo normal.

• Sus siestas son más prolongadas o duerme más durante la noche.

• Está más irritable o más apegado a ti de lo normal, aunque no esté enfermo.

Ten en cuenta que la mayoría de estas etapas sólo duran unos cuantos días. En general, los padres notan las fases de crecimiento de sus niños cuando ya ocurrieron.

Existen también los llamados “dolores del crecimiento” (un dolor en las piernas, en especial si es alrededor de las pantorrillas, rodillas y en la parte delantera de los muslos), los cuales posiblemente no tengan nada que ver con lo que sugiere su nombre.

No hay ninguna evidencia médica que indique que están vinculados con el crecimiento de los músculos o huesos de los niños. Lo que sí es posible, es que los músculos en crecimiento se sientan tensos y se acalambren, especialmente después de que el niño realice muchas actividades al aire libre.

Alrededor del 15% de los niños de entre 3 y 4 años, se quejan de tener estas sensaciones. Los dolores se pueden aliviar con compresas calientes, masajes, estiramientos suaves y con acetaminofén (o paracetamol).

Si el dolor es muy intenso o dura más de 24 horas, consulta a tu médico. Es importante que se descarten problemas médicos como la artritis juvenil, trastornos reumatológicos, infecciones, fracturas así como otras complicaciones ortopédicas.

Notas relacionadas