Para disfrutar más de Babypants, por favor, loguéate.

Consejos para padres

Dejar el pañal es un paso muy importante en el desarrollo de tu bebé, BabyPants® te acompaña durante este proceso con los mejores consejos para que juntos disfruten cuando llegue el momento de ser un niño grande.

DEJAR EL PAÑAL, PSICOLOGÍA

Haz que el proceso de dejar el pañal sea más fácil

Para que aprender a ir al baño sea un proceso lo más amable posible, tanto para ti como para pequeña, te presentamos los siguientes consejos:

•    Comienza por quitarle el pañal por unas horas, por ejemplo por las tardes, cuando esté tranquilo en casa y siempre con la nica a la mano.

•    Para que se habitúe al uso de la nica o del wc (en esto también debemos darle la opción a que use lo que prefiera), acompáñalo. Un cuento puede ser una buena idea para que el niño aprenda a quedarse sentado y esperar a que la pipí salga. Muchos se sientan por un segundo y como no sale nada, se ponen de pie enseguida y se van. Es importante que adquieran el hábito de sentarse y esperar a que la pipí salga.

•    Para retirar el pañal durante más horas, escoge un fin de semana que vayas a estar en casa. Prepara unas cuantas mudas de ropa y ante todo, ten mucha paciencia y comprensión.

•    Apenas se despierte llévalo a hacer pipí y así a cada hora hasta que veas que él solito logra avisarte. El avisar es un gran avance pues indica que ha conseguido identificar la sensación de que tiene ganas de ir al baño.

•    Tampoco lo agobies con ir al baño a cada rato porque acabará viéndolo como algo negativo. Si no quiere sentarse, déjalo a que te avise solito o si se le escapa alguna vez tampoco pasa nada. Dale libertad para que decida cuando quiere ir.

•    Facilítale la tarea todo lo posible. Colócale ropa cómoda de quitar y poner, ponle un banquito para que puede subirse al wc y usa un adaptador para la tapa del inodoro para que se sienta más seguro.

•    Ten en cuenta que se le escapará la pipí unas cuantas veces, sobre todo cuando esté distraído comiendo o jugando. Nunca le regañes.

•    Si ves que el pequeño no avanza con el pasar de los días y se moja siempre la ropa es que a lo mejor no estaba preparado para dejar los pañales en ese momento. Puede que nos hayamos equivocado al retirarlo antes de tiempo. No tengas miedo de volver atrás y colocarle nuevamente los pañales. Tu pequeña los usará hasta que se sienta seguro de dejarlos.

•    Recurre a estímulos positivos como comprarle unos calzoncitos nuevos que le haga ilusión estrenar. También hay muchos libros infantiles muy bonitos que hablan sobre el tema y le ayudarán en el proceso.

•    Ten en cuenta factores emocionales que pueden afectar al niño para dejar el pañal en ese momento como puede ser un divorcio, una mudanza, el nacimiento de un hermanito o un cambio significativo en su ritmo de vida habitual.

Notas relacionadas