Para disfrutar más de Babypants, por favor, loguéate.

Consejos para padres

Dejar el pañal es un paso muy importante en el desarrollo de tu bebé, BabyPants® te acompaña durante este proceso con los mejores consejos para que juntos disfruten cuando llegue el momento de ser un niño grande.

EDUCACIÓN

Evita estas 4 cosas al educar

Una nota por Gaby González.

Sé que hay más de cuatro, podríamos hacer una lista interminable, pero hoy quiero compartirte estos y que nos enfoquemos en ser más conscientes de nuestro papel como padres, como guías en la vida de nuestros hijos, es importante recordar que lo que haces hoy, repercutirá en el futuro de tus hijos sí o sí.

1. Que no nos de miedo nuestro rol. Vivimos en un tiempo en donde los papás tenemos miedo de ser papás. Y entonces creemos que:

- O somos demasiado permisivos porque “qué tal que mi hijo se enoje conmigo y me deje de querer, o lo lastime o lo traume”.

“Hija, por favor, come… ándale, se te va a enfriar”

- O por el miedo “de que se me salga del huacal”, entonces imponemos demasiado.

“ Que te lo comas ya te dije o vas a ver cómo te va a ir, te vas a quedar sin salir todo el mes”

 ¿Entonces? Punto medio, y no, no se trata de medio guiarlos, se trata de tomarlo desde un lugar sano, efectivo, consciente, sabiendo qué cosas son efectivas y que no los lastiman pero que la mismo tiempo son asertivas, con disciplina, ritmo y que respeta el desarrollo adecuado de nuestros hijos. Ah sí, es todo un conjunto de habilidades que como papás necesitamos desarrollar para no tenerle miedo a nuestro rol, uno de los más importantes que desempeñaremos en nuestras vidas.

“Hija, es hora de la comida, sé que quieres seguir jugando con tus muñecas pero ahora vamos a comer todos juntos. Cuando hayas terminado, entonces podrás seguir jugando.”

2. La gratificación instantánea. Vivimos en un mundo instantáneo, como de microondas. Si nuestro hijo está aburrido acudimos de inmediato a darle nuestro celular o a prenderle la tele; si mi hijo tiene hambre en este instante me bajo del coche, me voy al Auto Mac o le caliento un burrito en el microondas. Hacemos todo lo más rápido e instantáneo posible. La vida no tiene que ser así, tiene procesos para crecer necesitamos madurar, necesitamos superar retos en cada etapa que requieren de nuestro esfuerzo y paciencia. Hay que enseñarle esto a nuestros hijos: sí a que se frustren, sí a que sepan esperar, sí a trabajar paso a pasito, con esfuerzo, perseverancia, constancia y resiliencia.

3. Pedirle menos a nuestros hijos. Mandamos un mensaje de “no confío en ti” ,“no puedes”, “mejor lo hago yo”, esto incluye vestirse, tender su cama, echarse una marometa de carro, lo que sea que tengan que enfrentar o superar un reto. Cuando les pedimos de menos el mensaje que reciben es, “no confíes en ti”, “no eres bueno”. Entonces, necesitamos empoderarlo, decirle: “sí puedes”, “aviéntate”, “lo vas a lograr”. Date cuenta en qué áreas de la vida de tus hijos necesitas impulsarlos a lograrlo.

4. Exigirles de más. Cuando no vemos sus capacidades reales y les sobre exigimos, cuando nada es suficiente para nosotros el mensaje que le estamos enviando es “no eres suficiente”. Hoy podemos ver a muchos adultos que viven desde la desconfianza de sus recursos y habilidades, se sienten incompletos o hasta cierto punto vacíos a consecuencia de esto.

En estos puntos finales ¿cómo logramos el equilibrio? Lo importante es encontrar y reconocer las capacidades de nuestros hijos; su momento de desarrollo y darles retos que sientan que es suficientemente difícil pero lo pueden lograr y que pueden sentirse satisfechos de haberlo logrado. ¿Qué se te ocurre para estos puntos finales? ¡Coméntanos! Juntos busquemos retos para nuestros hijos!

Con todo el cariño,

Gaby González

Notas relacionadas