Para disfrutar más de Babypants, por favor, loguéate.

Consejos para padres

Dejar el pañal es un paso muy importante en el desarrollo de tu bebé, BabyPants® te acompaña durante este proceso con los mejores consejos para que juntos disfruten cuando llegue el momento de ser un niño grande.

ESTILO DE VIDA

¿Cómo saber si tu niño quiere leer?

¿Tu niño está interesado en aprenderse los nombres de las letras? ¿Le gusta ver libros y revistas por sí misma?

 ¿Le gusta escribir con lápices o plumas? ¿Escucha de manera atenta cuando le cuentas un cuento? Si la respuesta es sí, tal vez esté listo para aprender lo básico: saber leer. Si no, es como la mayoría de los preescolares, y le tomará otro año o dos para desarrollar sus habilidades de lenguaje, percepción visual y memoria para comenzar a leer de manera formal.

A pesar de que sólo pocos niños querrán comenzar a leer y comenzarán a reconocer ciertas palabras familiares, no hay necesidad de ejercer presión para que lo hagan.

Aunque prosperes en alentarlo para iniciar, tal vez no mantenga este comienzo una vez que asista a la escuela. La mayoría de los pequeños lectores pierden la ventaja sobre los niños durante los primeros grados, cuando los otros estudiantes adquieren las mismas habilidades.

El factor determinante que hará que un estudiante se desempeñe bien o no en la escuela, no es que tan rápido se le empujó para que asistiera, sino más bien su propio entusiasmo por aprender.
Este entusiasmo no se puede forzar en un/una niña para enseñarle a leer a la edad de 4 años. Al contrario, muchos de los programas de enseñanza temprana interfieren con el entusiasmo natural del niño al forzarlo a concentrarse en actividades en las que no está preparado.

¿Cuál es la manera más adecuada de aprender de forma temprana? Deja que tu niño establezca su propio ritmo y se divierta en cualquier actividad que haga. No le enseñes letras, números, colores, formas o palabras, en vez de eso motívalo a que sea curioso y que le guste explorar por su cuenta nuevas cosas. Léele libros que disfrute, pero no lo presiones a aprender las palabras. Dale experiencias educativas, pero que también sean divertidas, para que no le parezcan aburridas.
Cuando tu niño esté listo para aprender letras y leer, hay muchas herramientas que pueden ayudarlo como programas educativos de TV, juegos, canciones, videojuegos y DVD´s.

Pero no esperes que haga el trabajo por sí solo. Necesitas involucrarte también. Si está viendo un programa de TV educativo, siéntate con él/ella y háblale acerca de los conceptos e información que se presentan. Si juega con un programa de computadora, juega con él/ella para que cheques si ese juego es apropiado para sus habilidades. Si el juego resulta demasiado frustrante, puede disminuir su entusiasmo y el objetivo puede no cumplirse. La enseñanza activa en un ambiente confortable y de apoyo es la llave para el éxito.

Notas relacionadas