Para disfrutar más de Babypants, por favor, loguéate.

Consejos para padres

Dejar el pañal es un paso muy importante en el desarrollo de tu bebé, BabyPants® te acompaña durante este proceso con los mejores consejos para que juntos disfruten cuando llegue el momento de ser un niño grande.

EDUCACIÓN

Cómo ayudarlo a que no moje la cama

Aunque tu hijo puede dejar de necesitar pañal en la noche al mismo tiempo que en el día, lo normal es que tarde más.

Juan Pablo, mi peque, tardó 4 meses extra en despertar seco, estaba a punto de cumplir 4 años. Cuando vi que ya no mojaba el pañal de noche, decidí empezar con estas medidas:

Pídele que se aguante un poquito Yo no creía en este consejo porque siempre escuché que era malo aguantarse. Pero la misma American Academy of Pediatrics recomienda que una vez que tu niño no tenga accidentes en el día, aplaces un poquito el momento de ir al baño para que aprenda a tener mayor control de esfínteres. 

Despiértalo en la noche Habla con él sobre si quiere que vayan al baño una vez en la noche (para tu comodidad puede ser justo antes de irte a dormir). Por ejemplo, Juan Pablo se dormía a las 8 PM, y yo lo despertaba a las 11 PM.

Ten un cambio a la mano Si prendes la luz para cambiarlo y haces todo el trámite de abrir el clóset para buscar una pijama adecuada, le costará más volver a conciliar el sueño. Solo prende la lamparita, cámbialo rápido y a soñar de nuevo.

Pon un protector de colchón Las manchas de orina son difíciles de quitar además de que tienen un olor penetrante, y los colchones son difíciles de secar. Ahórrate esta pesadilla con un protector impermeable (no compres de los que hacen mucho ruido, hay unos muy delgados que ni se notan).

Deja una nica en su cuarto Si el baño le queda lejos o le da miedo ir solo, ponle una nica cerca de su cama y explícale que es para que pueda hacer pipí cuando le den ganas durante la noche. 

Limita los líquidos antes de dormir Que su última ingesta de líquidos sea en la cena. Si tiene sed, que tome un traguito. 

¡Espero que mi experiencia pueda serte útil para que pronto tu hijo duerma –y despierte-  como un angelito!

Karen, mamá de Juan Pablo

 

Notas relacionadas